Per qualsevol consulta podeu trucar al telèfon: 681188171

Crónica Conreria d’Scala Dei a la Vilella Alta y Calçotada 2016





21 de febrero. Allí estábamos los cuarenta y tantos caminantes que en esta ocasión, bien sea por la facilidad de la ruta o por la calçotada que la culminaría, nos presentamos puntuales en el lugar de la cita. Con miras a no perder cualquier oportunidad que se presentara partimos en un autobús que nos trasladó por aires limpios y puros y nos depositó en  Scala Dei.

En un marco incomparable, donde el Priorato divisa el Mediterráneo desde la altura del Montsant, donde los  Monjes Cartujanos se establecieron en el siglo XII y donde todo gira entorno a la vocación agrícola y muy particularmente al entorno del vino, estaba ubicada nuestra ruta.

Nos dividimos en grupos. Los que no habían visitado la “Cartoixa” aprovecharon esta oportunidad para recorrer el recinto y empaparse de la vida del monasterio, Jaume, al no poder acompañarnos caminando, hizo su periplo en bicicleta y el resto seguimos el Gr174 que nos conduciría a la Vilella Alta por una pista amplia y fácil, con muy pocos desniveles. Pasamos por tramos cargados de olivos y encinas, almendros en flor y pinos que dejaban en libertad tandas de orugas en procesión. Atravesamos viñas en estado de reposo invernal, viñas que por su cualidad y condiciones únicas, dan lugar a unos vinos que, orgullosos de su origen, están reconocidos entre los mejores del mundo.

Siempre con el Montsant vigilante llegamos a una amplia explanada, justo a la entrada de la Vilella Alta, donde desayunamos nuestros jugosos y exquisitos bocadillos entre tragos de agua, vino y algún que otro café.

Después de nuestra consabida foto de grupo, atravesamos el pueblo de la Vilella y siguiendo el caudal del pequeño río de Scala Dei, pasamos por un cañizal y zonas poco transitadas, húmedas y de espesa vegetación, hasta llegar a la Masía del Tancat. Desde allí, por pista amplia y fácil, y después de haber recorrido unos 12km, regresamos al punto de partida.

Nuevamente nos encontramos todos en el lugar recomendado para la calçotada:  “La Conreria d’Scala Dei”, donde un amplio refrigerio a base de embutidos, cava, olivas y vino del lugar estaba preparado para nuestra gula y disfrute. A continuación, una particular y enriquecedora visita a esta Conreria cuyo nombre tiene una historia y un legado milenario y donde pudimos degustar y conocer el proceso de creación de un gran vino con personalidad propia y con denominación de origen Priorat.

Los humeantes calçots y las alcachofas a la brasa, acompañados de Les Brugueres en porrón, nos esperaban en el mismo lugar que, bajo un sol radiante y entre risas y bromillas maliciosas, devoramos en un tiempo record. A continuación nos encaminamos a un comedor adecuado y espacioso que nos permitió continuar, según rige la tradición, disfrutando de la recia y exuberante segunda parte de la calçotada, acompañada de los excelentes vinos de La Conreria. No en vano nos habíamos desplazado en Autobús.

Apuramos al máximo la muy agradable sobremesa y después del brindis de rigor, dirigido con maestría por nuestra querida Nieves, con las luces en retirada y el sol ocultándose detrás de Montsant, iniciamos el viaje de retorno en el autobús que entre frases breves, graciosas, acertadas y esclarecedoras se fue apagando poco a poco el tiempo hasta llegar todos relajados y dormidos a Salou.

Un agradecimiento muy especial a los organizadores y a todos los que hemos hecho posible el disfrute de este gran día.


Esther Cruz


(Ver fotos relacionadas en Galería del Club)


NOTÍCIA NOVA
« NOTÍCIA ANTIGA
NOTÍCIA ANTIGA
Next Post »